Colegio Médico del Uruguay

  • Twitter
  • Youtube
  • La Salud de tu Profesión

Colegio Médico realizó jornada sobre acoso laboral y ofreció consejos para prevenirlo

| Colegio Médico del Uruguay

Diversos profesionales expusieron sobre las consecuencias de esta práctica, que busca aislar a la víctima y puede llevarla incluso al suicidio.

Un médico que ejerce su profesión en las condiciones adecuadas contribuye mejor a la recuperación y rehabilitación de un paciente, y por ende mejora la calidad de la asistencia médica en beneficio de la población, por este motivo El Colegio Médico del Uruguay (CMU) dentro de una serie de acciones que pretenden contribuir en la temática, organizó una jornada sobre “Acoso laboral psicológico (mobbing)”, en la que una serie de profesionales expusieron sobre el tema y enfatizaron la importancia de definirlo con claridad. La profesora adjunta doctora Elizabeth Cháves, la psicóloga Mariángeles Melon y la magister en Derecho del Trabajo, Dra. Ana María Sotelo, analizaron sus repercusiones desde el punto de vista médico y psicológico, qué medidas se pueden tomar para prevenirlo y enfrentarlo y los efectos legales de esta práctica.

El mobbing se produce cuando se desprestigia el trabajo de una persona, se la aísla o se critican sus tareas, su ropa y hasta su propia presencia, explicó Cháves. También puede ocurrir que no se le brinden las herramientas para que cumpla su labor en forma adecuada o le exijan más trabajo del normal. Otro caso típico es que no le dirijan la palabra o que sus jefes no la reciban cuando solicita atención.

“Hay distintos tipos de acoso laboral. Está el vertical, que se da de un superior a un subalterno o viceversa, y también el horizontal, que ocurre entre pares. Todos son iguales en cuanto al perjuicio que generan, no hay uno más grave que el otro, ya que tienen el mismo fin, que es el de apartar a la persona de su lugar de trabajo”, señaló Cháves en la jornada realizada en la sede de la Fundación Peluffo Giguens.

La doctora destacó la importancia central de “comprender qué es el acoso laboral y qué no”. “Nos encontramos con personas que piensan que están sufriendo una situación de ese tipo, cuando en realidad tienen alguna patología psiquiátrica que los lleva a confundir y necesitan un tratamiento”, explicó.

Todas estas acciones generan que la persona “se termine sintiendo tan desvalida, que renuncie, se enferme o incluso llegue a un intento de suicidio”. Las patologías derivadas de un caso de acoso laboral son la depresión, los trastornos de ansiedad y la angustia. “Es muy difícil detectar cuando se trata de un acoso laboral, ya que estas actitudes hostiles suelen ser muy sutiles y pasan desapercibidas para el resto de las personas que comparten el lugar de trabajo”, dijo.

Los profesionales que participaron de la jornada recibieron recomendaciones y datos útiles para aplicar en sus consultas y así identificar si un paciente que se presenta por otro tema está atravesando un caso de mobbing. Pero además, destacó Cháves, todo esto también es útil para el propio lugar de trabajo de los médicos, que como en cualquier otro ámbito, están expuestos a este tipo de situaciones.

A la jornada asistieron representantes de los Comités de Bioética de todo Uruguay, tanto públicos como privados, y médicos e integrantes de los equipos de salud de distintos sanatorios y hospitales. Al recibir a los colegiados, el doctor Enrique Soto, secretario del Colegio Médico del Uruguay, destacó el aporte de este tipo de jornadas para la profesión, tanto para la consulta como para el relacionamiento en el lugar de trabajo.

“Los médicos somos también trabajadores, tenemos pares, superiores y subalternos. Debemos conocer estas situaciones, identificarlas y combatirlas. Este tipo de charlas nos enriquecen a todos y promueven valores que desde el Colegio Médico nos interesa tener muy en alto”, afirmó.