Colegio Médico del Uruguay

  • Carné
  • Twitter
  • Youtube
  • La Salud de tu Profesión

La demencia no es sólo un problema de memoria

| Consejo Regional Este

Unos 50 médicos de Maldonado participaron de un taller organizado por la Regional Este del Colegio Médico para analizar el deterioro cognitivo en los ancianos.

La Regional Este del Colegio Médico del Uruguay y el Comité Interinstitucional de Educación Médica Continua de Maldonado organizaron el taller “Deterioro cognitivo en el anciano”, a cargo del doctor Alberto Sosa. En el encuentros, unos 50 colegiados analizaron un tema que genera inquietud y motiva reiteradas consultas por parte de los pacientes de edad avanzada.

“Los trastornos cognitivos de la gente mayor son cada vez más frecuentes y a nivel mundial se registra una especie de alarma en personas que, apenas tienen algún problema de memoria, ya piensan que padecen demencia”, explicó el doctor Sosa. Ese fue el disparador para la organización de esta jornada, agregó el profesional, y señaló que el intercambio que se generó fue muy enriquecedor.

“Este tipo de talleres fomentan la discusión y el análisis de muchos temas, aportan actualización al médico y le permiten conocer distintas formas de razonamiento”, señaló Sosa. Los médicos generales demostraron un especial interés en esta temática, ya que son los primeros que reciben la consulta y es importante que conozcan al detalle los síntomas a los que atender antes de iniciar análisis o tratamientos.

En el taller se presentaron y analizaron varias historias clínicas reales y en base a ellas se abordaron los hechos semiológicos y clínicos que determinan la demencia.

Además, los participantes intercambiaron información sobre otras dolencias que suelen presentarse clínicamente como una demencia y no lo son. En este sentido, se presentaron casos clínicos a propósito de un tumor del lóbulo frontal, de un hematoma subdural y de una hidrocefalia normotensiva.

Asimismo, dijo Sosa, se hizo especial énfasis en el tema de la memoria. “Suele suceder que se presentan pacientes a consultar por este tipo de problemas, dando por sentado que tienen demencia. Lo que recalcamos en el taller es que no por ser viejo se va a tener demencia y que la memoria y el sueño cambian en la gente mayor, pero no necesariamente por una demencia, sino por el envejecimiento en sí”, explicó.

“Hicimos hincapié en que estos trastornos son psiquiátricos, porque no afectan solo la memoria sino la estructura de personalidad de algunas personas y ahí es cuando hay realmente una enfermedad”, señaló el doctor.

“Si usted cuando va a salir de su casa no encuentra las llaves, no se preocupe. Preocúpese cuando las encuentre y no sabe para qué son”, añadió. Bajo esa premisa se planteó el importante concepto de que “la memoria se puede cuantificar, pero lo que importa es la calidad”, afirmó Sosa.

Por otra parte, los colegiados estudiaron casos de personas que “tienen bien el juicio y se pueden armar mentalmente de forma correcta, pero no están del todo bien. Estos pacientes presentan lo que se llama un deterioro cognitivo leve, que es la etapa de transición entre el envejecimiento normal y la etapa de Alzheimer”.

El gran avance de las neurociencias, el valor de los estudios complementarios funcionales estructurales biomoleculares genéticos, no sustituyen el valor de la historia clínica, producto de la síntesis que hace el médico fruto de la entrevista médico-paciente. Al mismo tiempo se jerarquizó la segunda historia, la que se hace al familiar o al acompañante interesado en los valores humanos del paciente.

Sosa concluyó que este tipo de instancias sirven “para ordenar los conocimientos y discutir temas importantes, porque en medicina lo que hoy es verdad mañana no”.