Colegio Médico del Uruguay

  • Twitter
  • Youtube
  • La Salud de tu Profesión

Riesgos del consumo de cannabis en adolescente

| Consejo Regional Oeste

El Colegio Médico del Uruguay (CMU) organizó una charla dirigida a profesionales que trabajan con esta población.

“La adolescencia es una etapa particular de la vida, y para aquellos profesionales que asisten a esta población es importante establecer un vínculo de confianza, algo que no es fácil”, comenzó explicando la integrante de la Cátedra de Toxicología del Hospital de Clínicas, doctora Alba Negrín, en el marco de la charla “Cannabis y adolescencia. Escenarios de riesgo”, organizada por la Regional Oeste del Colegio Médico del Uruguay, en la ciudad de Mercedes.

La actividad se desarrolló en la Cooperativa de Asistencia Médica de Soriano (CAMS) y contó con una gran convocatoria de personal de la salud, que se acercó a conocer más sobre una temática actual y de importancia para la población en general.

“Es una inquietud del cuerpo médico nacional, que se encuentra preocupado ante los cambios del marco regulatorio, más allá de que no cambie la situación de los adolescentes, porque apunta a personas mayores de edad. Las estadísticas nacionales del consumo de drogas señalan que ha habido aumento”, explicó.

Junto a la doctora Sandra Vieira de Freitas, integrante de la misma cátedra, Negrín presentó algunos aspectos toxicológicos y elementos para detectar consumo peligroso.

“Cualquier consumo de sustancias en la niñez y la adolescencia implica un riesgo porque los sistemas biológicos no han alcanzado su plenitud, por la inmadurez que presentan en esas edades. El cannabis no escapa a eso. La metabolización es diferente y los efectos también. Eso en cuanto a lo biológico, pero en cuanto a los aspectos neuroconductuales, también, porque el adolecente toma muchas conductas de riesgo, que nosotros tenemos que conocer para tratar de protegerlos”, señaló.

Negrín explicó que a nivel neurológico, el consumo de cannabis frena algunos procesos como la memoria y la neurotransmisión, y las alternaciones se potencian porque es un período de desarrollo.

Por otro lado, la especialista mencionó que el Carné de Salud Adolescente, para jóvenes entre 12 y 19 años de todas las instituciones de salud, ya sean públicas o privadas, “es un instrumento de privilegio” para detectar cualquier tipo de consumo o conductas de riesgo, que pueden ser por drogas o por aspectos sexuales.

Luego de la charla de las especialistas, se abrió un espacio para la participación del público, donde los presentes tuvieron la oportunidad de intercambiar ideas sobre la temática.